Home » Columnas, Nacionales » Las 3 R

Las 3 R


Por Matías Lopez

Empecemos a hacernos cargo
Uno de los problemas ambientales más grandes de nuestra civilización, la basura y su contaminación, es a la vez uno de los pocos que tienen una solución al alcance de nuestras manos, pero lamentablemente muy pocas personas y aún menos instituciones en Chile le dan la importancia que tiene ni el enfoque necesario. Mientras nuestra “civilización” y sus “líderes” se decidan a asumir el hecho de que estamos, entre todos, destruyendo nuestro hogar, y se atrevan a encarar el problema global, cambiando las políticas y pensando un poco más allá de la próxima elección y quien los financia hoy, nosotros las personas , con un potencial poder de decisión y presión apenas aprovechado , podríamos solucionar en gran parte este gravísimo problema mundial del cual somos responsables, aplicando estos simples conceptos en orden, haciéndonos cargo y evitando conformarse con la comodidad. Llevar las botellas y latas al “punto limpio”, en verdad no basta.

REDUCIR
Lo primero y más importante, efectivo, honesto. Comprar lo necesario, evitar envases excesivos, enjuagar y secar antes de botar. La feria y la verdulería venden comida de verdad, fresca. Puedes llevar bolsa o pedir una caja, luego compostear todos los restos y no permitir que en tu basura haya comida, pues se pudre y atrae a perros, ratones y pájaros, que rompen bolsas y reparten todo. Ahorrar agua.
REUTILIZAR
Ciertos envases y materiales son necesarios, inevitables. Se pueden volver a utilizar para su función original muchas veces, y después, siempre se puede inventar algo que hacer con ellos para darles un segundo aire, como juguete, macetero, fibra o lo que se te ocurra. Una buena idea para reducir el volumen de tus desechos y a la vez reutilizarlos y evitar que lleguen al basural es el ecoladrillo: una botella o bidón plástico de boca ancha (o caja, o neumático) que recibe cualquier tipo de material no orgánico, limpio y seco, a presión, se tapa bien y luego se usa como relleno y aislante en construcciones de cemento o madera.
RECICLAR
Debiera ser el último recurso, cuando ya no queda otra. El reciclaje formal, los puntos limpios y la fabricación de nuevo plástico o lata a partir de material usado tienen un rol sobrevalorado y de discutible efectividad: la energía puesta en administrar, recibir, transportar, limpiar, secar, moler y volver a utilizar ese material difícilmente justifica el sistema, que se sustenta en subsdidios y en el marketing.

EL RESTO
Finalmente, hay restos que no se pueden reaprovechar, como el plástico en que se envuelve la carne. Ya intentamos reducir su uso, pero algo vamos a producir de basura inútil, tratemos de que sea lo menos posible, y de envasarlo de la forma más segura y efectiva para evitar atraer a los animales que lo muerdan, picoteen y repartan. Vuelta al ecoladrillo, como envase resistente y compacto.
En Chile, poco a nada de esto se practica, se aplica la ley “ojos que no ven…”, hay mucho tabú y dogma sobre el compostaje “correcto” (lo esencial es devolverle a la tierra lo que es de ella y evitar la podredumbre dentro de la bolsa) y así, toneladas de basura mezclada y podrida llegan a los basurales, alimentando un gran negocio en que se dice que lo más limpio es la basura misma: El concesionario del “relleno sanitario” gana por volúmen de basura recibida, y no tiene ningún interés en incentivar nada que reduzca sus utilidades.
El Mar y sus criaturas, por su parte, son el destino final de otras tantas miles de toneladas de plástico, metales y productos químicos varios. Ya conocemos la historia de las islas flotantes de plástico en todos los océanos. Y ahora sabemos que, mientras más grande el pez, mayor el porcentaje de metal y plástico que tiene incorporado en su cuerpo, absorbido durante toda su vida.
Cada familia podría convertir toda su comida en más comida y todos sus materiales de uso doméstico en juguetes e inventos útiles. Una pequeña cantidad de desechos inútiles, bien dispuestos, serían fáciles de manejar, y dignos de que una persona los manipule.
Nuestra huella habla de nuestro estilo de pasar por esta vida, fuimos prolijos o descuidados, nos hicimos cargo o nos desentendimos, fuimos indolentes o considerados. Es cosa de actitud, y una experiencia y conciencia nueva, que una vez que empiezas, no puedes volver atrás. Es cierto que una visita a Asia, por ejemplo, o una vista global, son bastante deprimentes en éste y otros sentidos, pero como dijo alguien muy sano por ahí:
“Si supiera que mañana se acaba el mundo, igual plantaría un árbol”.

 


Las opiniones vertidas en esta columna son de responsabilidad del columnista y no necesariamente representa el pensamiento de Chilesurf.

Comments

comments

Short URL: http://www.chilesurf.cl/?p=36403

Posted by on Jun 12 2017. Filed under Columnas, Nacionales. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.


Comments are closed

Surfers Paradise
Vans Chile
COA
Super
MorMaii
Volley
Rhythm
Ocean Earth
Punto Surf Escuela de Surf
Deep Water Housing
Kaya




Archivos Chilesurf

© 2017 @ChileSurf #Surf. All Rights Reserved. Iniciar Sesión

- Designed by Play Branding Group Gabfire Themes