Nuevamente Ramón Navarro hace historia en la mítica ola de Cloudbreak, empujando nuevamente un límite con algo que parece realmente imposible.
Igual que el 2012 Ramón debió sortear lo imposible para hacer lo imposible en esta ola, un viaje durísimo casi interminable para llegar a hasta Tavarua, donde este año a diferencia de el 2012 el Swell tenía todos los ingredientes para ser brutal.
esta es la entrevista del 2012 a Ramón después de su primera vez en Cloudbreak, ahora vamos a esperar a su vuelta para esta segunda impresión

Comments

comments