Tras el termino del Rapa Nui Pro 2018, comenzó a esparcirse entre los surfistas que Pichilemu no se realizaría. Claro esto sin confirmación oficial desde ninguna organización vigente, como Federación o Clubes.

Lamentablemente este año ha estado marcado por este tipo de sucesos, sumado al descontento de muchas personas. Claro afecta a la carreras de los deportistas, quienes se organizaron para enfrentar este año deportivo pero que ha tenido en el plano Federado demasiadas dificultado, pero sobre todos diferencias con la institución que rige el surf nacional.

Hoy Maximiliano Cross, Lorena Fica, Paloma Santos, Matías Veloz son los campeones de sus categorías pero pese a que esto debiera ser símbolo de alegría, hoy solo se ven incertidumbres cuando atendiendo a lo que nos comentaron diversos personeros del surf, donde reseñaron problemas con respecto al respeto del ranking en los seleccionados, disputas dirigenciales en todos los planos han mermado la confianza de los clubles, organizadores y marcas con la función de la Federación institución última que existe justamente para promover este deporte.

¿Ahora qué es lo que pasará? ¿Qué nos espera para este 2019? ¿Podemos Aspirar a ser partes de las Olimpiadas 2020?
Esas son las conversaciones de playa, que están hoy en la palestra y tal como nos comentó un apoderado: “Si no fuera por los el empeño de los padres de los deportistas en este Mundial Junior no existirían seleccionados nacionales”. Si esto es así, ¿Cómo debemos ver el surf en los próximos años? esperemos que exista un plan, ya que claramente el anterior va en picada y no ha existido la visión que permita dar un verdadero aporte al despegue del surf chileno, salvo el de los padres de los surfistas.

Por El Surfer


Las opiniones vertidas en esta columna son de responsabilidad del columnista y no necesariamente representa el pensamiento de Chilesurf.

Comments

comments