Suena raro pero sí fue un domingo 13 cuando partimos bien temprano en la mañana a ver como se presentaba PEAHI (Jaws), las condiciones definitivamente eran prometedoras pero aquí Peahi tiene la última palabra y así siempre ha sido.
Como a 1 kilometro antes de llegar ya podíamos ver la tremenda potencia de la ola, con la ráfaga de agua saliendo sobre la cresta de la ola antes del amanecer, una energía que con los ojos cerrados te estremece mientras esperamos el amanecer. Con estas condiciones empezaron a llegar los integrantes del show montado por Neptuno en JAWS. Kai Leny, Ian Walsh, Yuri Soledad, Shauwn Ordonez junto a otros 30 atletas se aprestaron a enfrentar esta ola que en una escala de 10 es 20 en lo que a peligro respecta. Se podia cortar la tension en el aire con un cuchillo, un poco de viento, lo justo para hacer JAWS funcione perfecto, empezaron a salir los sets de 8 a 10 metros limpios hermosos con toda la potencia que puede tener una frecuencia de 10 segundos en series de tres a cuatro olas.

El primero en remar pago y vivió la pesadilla del set, se comió unas cuantas en la cabeza salvando como te puede dejar esta ola. Después apareció el jetski RedBull con Kai Lenny se largo en una ola monstruosa cuando una gran ráfaga de viento que lo levanto por un segundo en el momento más crítico de la ruta, otro surfista hubiese pagado pero no Kai el corrigió y corrió como nada, varios lo siguieron sin mucho éxito, algunos de los brasileños presentes pudieron correr algo mas chico, pero con buen estilo, un par de sets pillaron a todos “paviando” y limpiando la linea, después de unas 3 horas de aterradores momentos en esta ola, el viento empezó a salir con mas fuerza arruinando las condiciones para poder continuar la sesión, cuando un bodyboard trato de entrar en estas condiciones y pago el precio de de un domingo 13 en Peahi, mal lo sacaron de la espuma infernal justo a tiempo, pero se comió unas tantas “matapajaritos” en la cabeza. Lenny cerró la jornada con un último desafío en una de las series del día y mostró porque helicópteros, drones y jetskie’s con cámaras están atentos a la figura de Hawaii de este deporte en especial extremo cuando se treta de JAWS.
Fue un domingo lleno de acción y PEAHI siempre se sale con la suya, con toda su fuerza para poner un magnifico show para quienes no imaginan lo que significa “All In”.
Fue una marejada corta pero la disfrutada y con un invierno que promete más marejadas por otro mes así que ya veremos cuándo entre la próxima.

Aloha desde Maui, Hawaii.

Por Benjamín Iglesis

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Benja Iglesis (@benjaiglesisimages) el


Las opiniones vertidas en esta columna son de responsabilidad del columnista y no necesariamente representa el pensamiento de Chilesurf©

Comments

comments