Kuini Analola es el nombre de la embarcación que zarpó este jueves 14 de febrero desde Chiloé con destino final Rapa Nui. Este “Vaka”, como le llaman los isleños, fue hecho en base a madera de Ciprés y transportará a una tripulación de 8 personas que buscan retomar la navegación de sus antepasados.

La embajadora de cerveza Royal Guard, Vaimiti Peña Teao (21), toda su vida ha estado ligada al mar, desde pequeña sintió una conexión especial con él, facilitada por vivir en una pequeña isla en medio del Océano Pacífico llamada Rapa Nui. Su vida la ha pasado surfeando, buceando y nadando, y actualmente sintió la necesidad mezclar sus dos pasiones: el mar y el viaje. Es así como gracias a sus ganas y perseverancia llegó a ser parte de una tripulación de 8 personas (dos mujeres y seis hombres) que este jueves zarpará desde Chiloé rumbo a Rapa Nui en una nave ancestral polinésica.

El Kuini Analola es una embarcación de madera de Ciprés de Guaitecas, capaz de soportar por largos períodos en el agua, la cual, por un período indeterminado será el hogar de Vai y del resto de la tripulación que deberá poner en práctica todo lo aprendido en las inducciones de navegación tradicional. En el caso de la embajadora Royal Guard, ella estudió en una escuela de Hawai’i especializada en navegación con embarcaciones tradicionales, donde tuvo la oportunidad de entrenar en el Hokule’a, la embarcación polinésica más famosa.


Esta semana la Armada ya dio el vamos, y este jueves comenzará la aventura que impulsó Lynn Rapu Tuki, el capitán del Vaka Kuini Analola, quien desde hace más de 30 años sueña con recuperar la navegación ancestral de su pueblo, y hoy en día preside la fundación “Ao Tupuna”, organismo encargado de revivir la forma tradicional polinésica de surcar los mares. “Lyn creó esta fundación para rescatar la navegación en mi pueblo, ya que hace años se perdió este conocimiento debido que a mis antepasados los tomaron como esclavos, se llevaron a los más sabios y por esto, la cultura estuvo a punto de extinguirse”, comentó la embajadora de Royal Guard, quién hoy en día está feliz con esta iniciativa, que permitirá transmitir a las nuevas generaciones estas técnicas de navegación que empleaban sus antepasados.

Los antiguos polinésicos navegaban mar adentro con la lectura de las señales que proporciona la misma naturaleza, como el sol, la luna, las estrellas, mareas y vientos, además de la fauna. Y estas mismas técnicas emulará la tripulación del Vaka Kuini Analola, la cual además, prescindirá de brújulas y gps.

Comments

comments